Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola

Política de cookies

CASO RESUELTO

Ver otros casos

IMPLANTE Top DM by BIONER

El implante inmediato post-extracción requiere de un conocimiento morfológico exhaustivo tanto des de un punto de vista volumétrico, como cualitativo del sustrato óseo alveolar receptor y del revestimiento mucogingival de la zona afecta. Con el fin de minimizar en primer lugar, la inmediata reabsorción ósea post-opertoria y secundariamente el colapso del entorno mucogingival, debemos manipular del modo menos invasivo posible el hueso alveolar, procurando a su vez, aportar nueva masa ósea autóloga y halogénica que compense el diferencial volumétrico existente entre el diámetro del implante y el vacio alveolar y asimismo, aumentar dimensionalmente el hueso residual reabsorbido fruto del proceso degenerativo que ha conllevado finalmente a la exéresis del diente afecto.

El contorno mucogingival debe ser analizado al detalle debido a que no contemplar el morfotipo periodontal, el espesor mucoperióstico del ancho gingival, la presencia de prominencias radiculares, la presencia de papilas festoneadas y la existencia de dientes cónicos o con una morfología coronal alongada, puede conllevar no poder controlar de un modo predecible futuros colapsos gingivales que comprometan la estética a corto plazo.

En implantología, todos estos factores de riesgo clínicos, no tienen tal trascendencia, si no empleamos un sistema de implantes cuyo diseño incorpore las capacitaciones necesarias para que clínicamente, los objetivos antes mencionados puedan llevarse a cavo de un modo fácil y predecible

IMPLANTE Top DM by BIONER